Protocolo de Desintoxicación de Mercurio con ALA/DMSA
Site information
Site owner: Moria Merriweather (email) (about Moria)
home
Site disclaimers and other notices
Copyright and reuse of material
Page Information
Last updated: 09/04/2005
(written Jan 2001.  Very minor updates in 2005, such as URLs & phone #)
Page Author: Andrew Hall Cutler, PhD (used with permission)
Other 
The Autism-Mercury list
Translations available

Andrew Hall Cutler, PhD, PE



3006 230th Lane SE #X103
Sammamish,WA 98075
(425) 557-8299
Nota:  Andy Cutler no habla español.
Si necesitas ayuda para comunicarte con Andy en inglés, manda tu email a Raquel a raquelerro@hotmail.com

22 de enero de 2001

Protocolo de Desintoxicación de Mercurio con ALA/DMSA

La única ventaja de este protocolo es que la literatura farmacológica y farmacocinética se ha tratado de expresar con las fórmulas y expresiones estándar de los manuales al uso con el objeto de esbozar una propuesta apropiada de desintoxicación, al modo en el que las compañías farmacéuticas más importantes emplean con frecuencia cuando pretenden que la FDA les apruebe un nuevo fármaco para el tratamiento de una enfermedad concreta.

Protocolo

Este protocolo de desintoxicación usa ácido alfa lipóico (ALA), un suplemento nutritivo que se vende sin receta, y puede usarse opcionalmente DMSA o DMPS. Todos se administran oralmente con una frecuencia adecuada para mantener unos niveles razonablemente estables en la sangre.

La desintoxicación con el ALA es efectiva para la eliminación del mercurio y del arsénico del cerebro. El DMSA es efectivo para la eliminación del plomo, y asiste en la eliminación del mercurio. El DMPS asiste en la eliminación del mercurio y del arsénico.

Debido a su farmacocinética, el ALA debe ser administrado cada 4 horas o menos. Si los periodos de administración fuesen mayores, por ejemplo cada 8 horas, el ALA tendería a concentrar el mercurio de forma preferente en aquellos tejidos con los que tuviese una afinidad alta. La mayoría de los pacientes a los que no se les administra el ALA con tanta frecuencia sufren un incremento de sus síntomas en vez de una reducción de los mismos. En cambio, cuando se les administra cada 4 horas o menos, las toxinas son preferentemente eliminadas en vez de redistribuidas. Es esencial continuar con la administración del ALA durante la noche. Si las dosis de la noche se saltan, la ronda o ciclo de quelación deber darse por finalizado, y hay que dejar pasar varios días antes de iniciar la quelación de nuevo.

La quelación se hace dando el ALA durante las veinticuatro horas del día varios días seguidos, a continuación se toman al menos otros tantos días de descanso y se vuelve a empezar una nueva ronda de quelación. Es necesario tomar periodos de descanso para evitar que se incrementen excesivamente los niveles de cobre y de zinc, por cuanto el ALA inhibe la excreción de ambos. Quelar durante 3 días con sus correspondientes 2 noches y tomar el resto de los días de la semana como días de descanso se hace práctico para el paciente (y su cuidador) por lo que respecta al sueño perdido y a los efectos secundarios. Administrar el ALA cada 3 horas durante las horas del día y cada 4 durante las horas de sueño parece resultar bien.

El DMSA cambia el perfil de los efectos secundarios del ALA y también acelera la desintoxicación alrededor de un 30-40%. El DMSA debe ser administrado, a no más tardar, cada 4 horas y por comodidad es mejor darlo con el ALA. El DMPS puede también ser usado oralmente en combinación con el ALA. Ello conduce, de forma subjetiva, a reducir el perfil de los efectos secundarios. El DMPS debe ser administrado, como más tarde, cada 8 horas. Se sugiere, para simplificar, administrarlo con cada dosis alterna del ALA.

Las dosis razonables tanto para el ALA como para el DMSA o el DMPS son de 1/8 a ½ mg. por libra de peso (1 libra = 454 gr.) No hay necesidad de mantener un ratio específico entre ellos. La mayoría de la gente va ajustando su dosis de ALA, subiéndola y bajándola, hasta encontrar un nivel en el que los efectos secundarios no sean molestos; para, a partir de ese momento, permanecer en esa dosis. Teniendo en cuenta que la cantidad de tóxico que se elimina es la raíz cuadrada de la dosis del agente quelante, no hay razón que justifique el tener que soportar efectos secundarios de importancia por querer aumentar las dosis buscando acelerar el proceso de quelación.

Los efectos secundarios suponen una exacerbación de los síntomas o la aparición de algunos nuevos durante la ronda de quelación y el día después de la misma.

Se hace necesario administrar antioxidantes debido al incremento del estrés oxidativo que la movilización de las toxinas provoca. Vit. B-complex, Vit. C y magnesio deberían ser administrados 4 veces al día; y zinc, Vit. E, carotenos, etc. diariamente. La Vit. B-complex y la Vit. C no son efectivas si no se dan 4 veces al día debido a sus propiedades farmacocinéticas.

Diagnosis

Puesto que este protocolo de desintoxicación es efectivo sólo con determinados metales se precisa de un buen diagnóstico. Éste puede ser hecho siguiendo, como procedimiento, el listado que se expone en “Amalgam Illnes. Diagnosis and Treatment”. El análisis de los elementos esenciales en el pelo es especialmente útil. Para el mercurio utilizar los “criterios para el recuento” (counting rules) para interpretar los resultados que se encuentran en http://www.noamalgam.com/hairtestbook.html

Teniendo en cuenta que el autismo parece ser el sendero final en el que convergen diferentes afecciones subyacentes deben llevarse a cabo diagnósticos diferenciales que sirvan de contraste con otras posibles causas. Una probabilidad alta de que la causa pudiera ser otra aparecería si el paciente no muestra una mejoría significativa al cabo de 3 rondas de quelación, para niños menores de 8 años; o de 10 rondas, para niños mayores de 8 años.

Seguimiento y gestión

Aunque los elementos esenciales del pelo, las “fractionated urine porfhyrins” y otras anomalías detectadas en pruebas de laboratorio vayan normalizándose con el tiempo y puedan ser usadas para verificar que la terapia está funcionando no hay una prueba apropiada de seguimiento. La determinación del momento en el que la quelación debe darse por finalizada es subjetiva y ha de hacerse con criterios clínicos: cuando no haya más mejorías y hayan desaparecido los efectos secundarios. Los resultados de los análisis y los test presentan valores de normalidad bastante antes de que la terapia se haya completado.

Afecciones comunes que deben ser controladas y tratadas para reducir los síntomas y los efectos secundarios son: elevada cisteína en plasma (analizar en Great Smokies Labs), que es tratada con exclusión de la dieta y de los suplementos del azufre (por lo tanto nada de NAC o glutation para este 50% de tus pacientes; bajo RBC magnesio, que es tratado con suplementos orales justo hasta el punto anterior en el que provoque un efecto laxante, o con inyecciones intramusculares si se necesitase; problema de respuesta del cortisol, que es tratado evitando el stress y con medicación si se hace inevitable; impulsividad etc. (o comportamiento anormal) que puede ser tratada con “carbamazepine” o “valpotrate”; “fast liver phase 1 metabolism” (causando sensibilidad química con ansiedad o agitación debida a los “hydrocarbon fumes”) tratado con “niacinamide qid” o “grapefruit juice qid”.

Si el caso está requiriendo de una gran cantidad de intervenciones, reconsiderar el diagnóstico diferencial; y, asegurarse, haciendo los análisis pertinentes, de que los suplementos (e.g. NAC, glutation) no están siendo dañinos para ese individuo en concreto.
 

Para más información

“Amalgam Illness: Diagnosis and Treatment” en http://www.noamalgam.com

“Hair Test Interpretation: Finding Hidden Toxicities” en http://www.noamalgam.com/hairtestbook.html

Formación continua: http://www.noamalgam/courseflier.html

Para contactar conmigo electrónicamente: AndyCutler@aol.comNota:  Andy Cutler no habla español.

Hay informes de padres en: http://groups.yahoo.com/group/Autism-Mercury/