“Héroes Germanos

 

[Main Index] [About Jordsvin] [Asatru Information] [Young Heathens Page] [Fun Stuff] [Asatru Events] [Norse Links]

  

“Héroes Germanos: Pasado, Presente y Futuro”

 

Por Jordsvin


(Publicado en Mayo del 2004 en la revista, "Idunna" del Troth)

Traducción y edición de Skjaldis Falker

 

Hermandad Odinista del Sagrado Fuego  Heathens Visigoths de México

Para más informaciones sobre este grupo muy amable y muy dedicado, vea mi página índice “Jordsvin en Castellano”



El concepto de héroes y heroínas es parte integral de
la cultura y religión germanas, las cuales han
continuado en el Heathen moderno. Numerosos trabajos
fundamentales del Heathen actual dedican espacio a
honrar a los poderosos hombres y mujeres de nuestro
pasado heroico, rememorando y alabando sus historias.
Su "mynne" (memoria) se bebe en el Sumbel, y
escritores coetáneos, algunos de ellos Heathen o
simpatizantes del Heathen, han traído las poderosas
hazañas de nuestros héroes antiguos, a una gran
audiencia contemporánea. Además, muchos de nosotros
podemos identificar a algunos camaradas Heathen,
vivos, a quienes juzgamos cómo poseedores de las
mismas virtudes heroicas, en el presente.

Cómo individuos entenderemos, naturalmente, el
heroísmo y a los héroes de diferentes maneras, vale la
pena, antes de profundizar, asegurarnos que el lector
tiene claras y fijas en la mente las definiciones de
"héroe" que se usan en la cultura moderna. Cuando
necesito tal información, acudo casi siempre al
"Diccionario Universal de Oxford," que es lo más
cercano que tiene el idioma ingles a una guía oficial
de cómo usarlo. En él se define "Héroe" de la
siguiente forma: 1. Nombre dado al hombre de fuerza,
coraje o habilidad sobrehumana, favorecido por los
Dioses; después considerados cómo semidioses e
inmortales. 2. Aquel que hace hazañas valientes o
nobles; un guerrero ilustre. 3. Hombre que muestra
valor extraordinario, entereza o grandeza de espíritu,
aunado a cualquier búsqueda, trabajo o misión; un
hombre admirado y venerado por sus logros y nobles
cualidades. 4. El hombre que protagoniza una épica; el
personaje varón principal en un poema, obra o cuento"
(Little,895). Una heroína, por supuesto, es una mujer
que manifiesta estas cualidades.

Noten, por favor, que las anteriores definiciones no
incluyen conceptos tales cómo "perfecto," "sin tacha,"
etc. Tan solo en la tradición heroica germana (también
ocurre paralelamente en otras tradiciones) recuerdo la
imperfección de Volundr y el incesto inadvertido de
Sigurd. Estoy recordando especialmente a Eric el rojo.
¿Héroe y padre de héroes? Definitivamente lo fue.
Pero, ¡también no podía (o quería) controlar su
temperamento, y cómo resultado terminó expulsado de
dos países y viviendo el resto de sus días en una roca
congelada a las orillas del mundo conocido! La visión
del mundo germana, es una con sentido común: nada ni
nadie es perfecto, pero nos esforzamos a pesar de esto
(o por esto mismo tal vez) por aprender, crecer,
evolucionar y hacer lo posible por ayudar a que otros
lo hagan, también. De hecho, los héroes son descritos
en más de una cultura teniendo algún tipo de "error
trágico," el cual, si no contribuye a su heroísmo
directamente, al menos lo hace reconociblemente
humano, y de este modo, una figura con la cual todos
podemos identificarnos, una faceta o función del
heroísmo que discutiré más adelante en este ensayo.


Los héroes de los germanos siempre han ocupado un
lugar muy cercano a los Dioses. Los Héroes, al igual
que los reyes, eran comúnmente de ascendencia divina
(Grimm, 343). Mientras que en la mitología Greco-
Romana el héroe era por lo regular el hijo de un Dios
o Diosa (no siempre Zeus) y un comúnmente desdichado
mortal, en nuestros propios mitos el ancestro divino
es regularmente un poco más distante. De todas formas,
la línea entre Dioses y héroes se confunde comúnmente
en las primeras etapas de las leyendas. Algunos
líderes tempranos fueron evidentemente elevados al
rango de Dioses después de su muerte (Turville-Petre,
196). Muchos Heathen especulan, no sin razón, que el
Dios Bragi y Bragi, el viejo, un escaldo antiguo, son
el mismo individuo. (Gundarsson. 73-74).

La situación se vuelve más compleja debido al hecho de
que mucho de nuestro conocimiento se ha mutilado en
mayor o menor grado por la influencia cristiana
durante su transmisión. Viene a mi mente la leyenda de
Froði. Muchos lo ven cómo Frey mismo, y así, ven su
leyenda cómo una variante del mito de Frey (Sheil,
93). Esto se puede deber a [euhemerization] (cambiar
Dioses en gente poderosa, cómo hizo Snorri Sturluson,
posiblemente cómo una precaución, cuando escribió su
Edda en prosa) o quizá Froði fue un Frey "héroe" desde
el principio. Probablemente nunca lo sabremos de
cierto.

El lazo entre Dioses y héroes se remonta a nuestra
literatura más antigua. Los poemas que ahora están
compilados en el Edda Poético tienen cómo tema
primario los Dioses y héroes. (Borges, 115). Los
"Cantos Heroicos" siguen inmediatamente a los "Cantos
Míticos," en los cuales los Dioses son los personajes
principales. Esta combinación de sabiduría divina y
heroica también es vista en los Vedas Indios, y en los
poemas Homéricos de Grecia (Hollander,ix).

Aunque el orden en el que los poemas del Edda poético
están presentados es relativamente moderno, encaja de
forma en que lo mítico precede inmediatamente a lo
heroico, y están fuertemente interrelacionados, y
finalmente el mito es lo que hace posible al heroísmo.
(Greenway, 175).

Gran parte de la literatura Nórdica temprana es de
naturaleza heroica. Su
temática, es así, las vidas de héroes quienes se
supone vivieron en diferentes épocas y lugares en el
pasado, aunque ninguno después del establecimiento en
Islandia (Turville-Petre,196). Por ejemplo el "Atili"
que aparece en los poemas eddicos "El cantar de Atili"
y "El cantar Groenlandés de Atili" era originalmente
Atila, el Huno, transplantado a un contexto germano
(Borges, 115). Por supuesto, un cuento o poema heroico
no tiene porqué ser históricamente correcto, pero eso,
a la larga, no es lo que busca la literatura heroica.
Otra clase de verdades están siendo exploradas.

Entonces, ¿en qué consiste lo heroico para los
germanos, y cual era el propósito de exponerlo y
celebrarlo en su literatura? Una función era que el
héroe muestra o incluso encarna los ideales de su
cultura, tanto cómo sus creencias éticas
(Hollander,ix). En otro nivel, el héroe personifica al
mismo tiempo la condición humana, y la trasciende
ligando los dominios humanos con los
divinos(Grimm,340). Con eso en mente, uno podría
talvez justificar el escribir con mayúscula la palabra
"Héroes" por la misma razón que yo, junto con otros
escritores Heathen, lo hacemos con la palabra
"Dioses."

Los héroes germanos pueden ser fuertemente asociados
con Asir y Vanir (Turville-Petre,196,200). El Dios más
relacionado con los héroes antiguos de nuestra cultura
es Oðinn. La Escandinavia pagana consagró una sección
entera a los "Héroes de Odín" (Daniel, 124-132). Esto
no es sorprendente a la luz de sus hazañas y
sacrificios heroicos, todo realizado en la disposición
de ganar sabiduría y poder con los cuales postergar el
Ragnarök. Aún así, hay héroes con conexiones y/o
connotaciones de los Vanir (Grimm, 347 y
Turville-Petre,217). Un héroe particular, por ejemplo
Hadding, puede combinar rasgos Odínicos y Vanir(misma
cita, 216). Todo el capítulo 10 de "Mito y Religión
del Norte" está dedicado a "los Héroes Divinos" (misma
cita, 196-220). Ahí Turville-Petre analizan a muchos
héroes y cuentan sus historias. Sugiero que esta sea
una de las primeras lecturas al respecto.

Después de esa lectura, la "Mitología Teutónica" de
Jacob Grimm ofrece también un capítulo acerca de los
héroes y sus características. Hace comparaciones con
los de otras culturas (Menciona a Hércules y a
Ulises). Eso no me sorprende debido a la fuerte
dominación de Roma sobre Germania y a que muchos
Germanos antiguos sirvieron en las legiones Romanas.
Además de los héroes comúnmente conocidos, Grimm
menciona a muchos que son muy oscuros o que han dejado
muy poca evidencia. Su trabajo, cómo de costumbre, es
increíblemente detallado y exhaustivo, y cubre todo el
mundo Germano (Grimm,340-395).

Otra característica compartida entre Dioses y Héroes
es que ambos pueden tener en su naturaleza y en sus
mitos ciertas características, que a falta de un
termino mejor, llamaré "arquetípicas." Por ejemplo,
así como Frey y Balder tienen características
"Solares" (aunque debo enfatizar que ninguno de ellos
es un "Dios Solar"), igual las tiene Svipdag, el héroe
(Sheil,92).

No hay un "canon" por sí mismo, para los Héroes en la
creencia Heathen. De todas formas, muchos de ellos han
sido honrados en nuestro medio desde los tiempos
antiguos. Contar sus historias, a excepción de algunos
casos en los contextos más difíciles, está mas allá
del alcance de esta artículo, pero si alguien se
siente dispuesto, podría hacer un excelente libro
Heathen. La información que he proporcionado debe ser
suficiente para que usted comience a investigar y
aprender sobre los héroes y heroínas de nuestra fe y
cultura.

Entre los Heathen contemporáneos, solo he visto una
encuesta en línea dónde se pedía identificar a nuestro
héroe favorito. La prueba era muy corta, cómo para ser
científica de alguna forma, y en todo caso la encuesta
ya está cerrada, así que no la citaré a detalle. Sin
embargo, vale la pena mencionar cuales eran las
opciones: Sigurd, el asesino del dragón; Helgi
Hundingsbani; Helgi
Hjorvardsson; Volund/Weyland; Beowulf; Herman, el
Cheruscan; Leif Eiriksson; Eirik, el rojo; Sveinbjorn
Beinteinsson (el único individuo moderno mencionado);
Egil Skallagrimsson; Ragnar, el escaldo y “Otro.” Los
más votados fueron Sigur, Beowulf, Leif y Egil. El
número de votaciones recibidas en “otro” sugieren que
muchos consideraron que la lista estaba incompleta.

Muchos grupos Heathen, además de su ciclo anual de
blots a los Dioses, también honran la memoria de un
selecto grupo de Héroes Heathen, comúnmente con un
sumbel. Varios de ellos fueron asesinados por alguno
de los Reyes Olaf, de la época de conversión, por
rechazar el bautismo durante la conversión forzada de
Noruega. Estas “Fiestas menores” y “Días de
Remembranza” se remontan al menos a Steve McNallen
(McNallen, 4-5). McNallen sugiere honrar (comenzando
en Enero y en el siguiente orden) a: Raud, el fuerte
(asesinado por come-fuerza, una serpiente venenosa);
Eyvind Kinnrifi (asado lentamente hasta morir);
Olivir, quien fue asesinado por realizar los
sacrificios de Primavera; Ragnar Lodbrok, pillado en
París, en domingo de pascua, me parece); Guthroth (Un
Rey local de Uppland, mutilado por hablar contra el
Rey y su política de Cristianización forzada); Los
Vikingos de Lindisfarne, cuya incursión en el
monasterio ingles del mismo nombre, dio inicio la Era
Vikinga; una celebración de la batalla de stikklestad,
dónde “San” Olaf obtuvo sus paramos justos; El Rey
Radboad de Frisia, quién se retiró de la fuente
bautismal a ultimo momento, cuando le dijeron que sus
ancestros “paganos” estaban en el “infierno”; y Eirik,
el Rojo.

El Troth tiene una lista similar en
http://www.thetroth.org/ourfaith/rites.html.
Difiere de la de McNallen en que omite el Día de
Remembranza a Olvir y la celebración de Lindisfarne,
pero agrega un día a Vali (por etimología folk del día
de San Valentín); y días de remembranza para Haakón
Sigurdssonm, Sigurd el asesino de dragones, Unn, la
pensadora-profunda (una mujer que fue una gran líder
en Islandia, durante el periodo de establecimiento),
Hermann, el [Cheruscan], Leif Eiriksson (Converso al
cristianismo, pero un severo Vikingo de todas formas),
La reina Sigrid de Suecia (Hizo frente a la
predicación de Olaf Tryggvason y se negó a
desposarlo), Weyland smith/Volundr (probablemente sea
un Dios o Elfo en lugar de un hombre), y Egil
Skallagrimsson. Ambas listas nos dan buena idea de
quién es considerado Héroe en las muy dispares
comunidades Heathen, ya sean “Folkish” o
“Univesralistas”.

En dichas listas, sólo una heroína es mencionada.
Nuestras heroínas merecen también su justo tributo.
Aquí la tarea se torna un poco más difícil. Un ideal
frecuentemente expresado de la feminidad Germana,
específicamente el Anglo-Sajón, era esencialmente
pasivo, no heroico, el de pacificadora y madre
(Chance, xiv). Aún así, las mujeres fueron también
descritas en términos heroicos tanto en la literatura
Anglo-Sajona, cómo en otras literaturas Germanas. El
termino “Ides ellenrof,” significando “mujer
extremadamente valiente o poderosa” fue aplicado a la
heroína bíblica (apocalíptica) Judith (Chance,xiii).
Recuerden que la literatura Anglo-Sajona se produjo
casi por completo después de la conversión. Aquellos
familiarizados con su leyenda (la mayoría de los
ex­protestantes que lean este articulo probablemente
no lo estén, ya que su leyenda está en uno de los
libros bíblicos excluidos por la Reforma)recordarán
que ella fue verdaderamente heroica y todo menos
pasiva. El termino “Ides” está normalmente reservado
para mujeres nobles, y “ellenrof” para los héroes
(Chance,xiii). Añado que “Ides” es el equivalente de
“Idisi” en el Germano continental, y de “Disir” en
Nórdico, que son espíritus ancestrales femeninos, o
incluso Diosas menores.

Jenny Jochens en “Imágenes de la Mujer de los Antiguos
Nórdicos” encuentra muchos roles de la mujer en la
sociedad Nórdica. Muchos de ellos tienen claros
componentes heroicos. Esto puede ser visto fácilmente
en su índice de contenidos. Estos roles incluyen a las
Disir cómo espíritus guardianes, las Valkirias, Las
Nornas, Síbilas/ Volurm y en el nivel humano, mujeres
guerreras tales cómo Sigrdrífa/Brynhild, doncellas
protectoras tales cómo Sigrún y Sváva, doncellas
guerreras, doncellas de reyes, vengadoras tales cómo
Gudrun y Signý, y “amoldadoras” (mujeres que
trabajaban por medio de manipular otra gente,
imagínenlo cómo amoldar una espada) tales cómo
Brynhild y muchas otras. Jochens también nos recuerda
que la sociedad Nórdica pagana no estaba libre de la
misoginia de ningún modo.

Kveldulf Gundarsson precisa que en las tradiciones
Mediterráneas/ Cristianas, la mujer sólo podía ser
heroica abandonando el rol femenino y tomando el
masculino. Creo que está en lo correcto. Recuerdo leer
numerosas historias en calidad de estudiante graduado
español sobre mujeres que se visten cómo hombres para
ir a la guerra. En la cultura germana, de cualquier
modo, tenía un papel más activo. Cómo “Tejedoras de la
paz”, ellas ayudaban a mantener unida la estructura
social de lo que comúnmente eran sociedades
fragmentadas. Cómo “prendas de paz,” eran desposadas
con familias enemigas. El hacer frente a esa situación
verdaderamente debió haber requerido de
acontecimientos heroicos. (Gundarsson, 130-133).

El heroísmo de la mujer casi siempre fue de un tipo
más reservado. La recompensa de su heroísmo era
generalmente la ausencia de guerra en lugar de la
victoria en batalla. En otros aspectos la mujer mostró
gran heroísmo también.

Piensen en los horribles peligros del parto o en las
mujeres que escogían unirse a sus maridos en la
muerte, antes que ser tomadas cómo esclavas. Además de
las heroínas ya mencionadas, Gundarsson menciona a
Wealtheow de Beowulf, Freydís Eiríksdottir (Hija de
Eirik el rojo, y hermana de Leif Eiriksson), y Hervor,
heroína de la saga de Hervor, quién vivió cómo hombre
y “trabajó” cómo asaltante de caminos y pirata (lo
cual puedo posiblemente interpretar a la luz más
heroica cómo corsaria y Vikinga, la línea entre tales
“carreras” era más borrosa entonces) y quién estaba
casada con el hijo de un Gigante (Gundarsson, 130,
133). ¡Si ese hombre tomó después el lado paterno de
su familia, puedo pensar que eso en sí requiere un
nivel heroico de fuerza y valentía!

En Asyniur: Los Misterios de las Mujeres en la
Tradición del Norte, Sheena McGrath nos recuerda que
“las heroínas de las sagas y de los poemas Eddicos han
contribuido más a la idea de la mujer Nórdica fuerte e
independiente, que lo que cualquier historiador
podría.” Ella entonces trata de analizar estas
historias a mayor profundidad para averiguar si su
“fuerza e independencia” fue “admirada o simplemente
[male bogies] cómo lo eran la amazonas para los
Griegos?” ella analiza la historias de cuatro
heroínas, de las cuales sólo Bergthora, esposa de
Njal, en la saga de Njal, no ha sido mencionada.
Concluye que en el Norte, a diferencia de los Griegos,
no se condenaba a las mujeres heroicas ni se les
describe cómo antinaturales (McGrath, 125-132).

Cómo puede verse, héroes y heroínas pueden encontrarse
en muchos lugares. Otro sitio donde se congregan es el
Valhalla, dónde luchan cada día para prepararse para
el Ragnarok, y luego, festejar juntos amigablemente
(Munich, 48). En el folklore superviviente se menciona
que algunos frecuentan lugares prominentes del paisaje
natural o artificial, incluyendo rocas, castillos,
salones, pilares (que recuerdan al Irminsul de los
sajones), cavernas, hendiduras en rocas, manantiales
subterráneos, y colinas (ya sean naturales o howes =
túmulos de entierro). Se dice que algunos duermen en
estos últimos lugares, quizá simbolizando la sepultura
y los reinos de los muertos (Grimm, 952), hasta que
son requeridos nuevamente para rescatar a su tierra y
a su gente. Muchos héroes cristianos cómo Roland, y me
entristece decirlo, Carlomagno, heredaron más tarde en
la imaginación popular muchas de las características y
mucho del folklore de los antiguos héroes Heathen, e
incluso de los mismos Dioses, especialmente Odín
(Grimm, 393_395, 951_956).

Además de los antiguos héroes Heathen, podemos pensar
también en héroes Heathen contemporáneos. La lista que
sigue está obviamente y necesariamente incompleta. Por
favor también consideren que ninguno de los que
mencione es perfecto, y algunos son percibidos cómo
poseedores de verdaderos defectos por sus colegas
Heathen. Cómo se comentó previamente, esto no detrae
su heroísmo, y en algunos casos, puede ser parte de
ello. Siento que, si les agradan o no cada uno de los
que estoy por mencionar, sus esfuerzos y logros, sin
embargo, son parte de lo heroico.

El último Sveinbjorn Beinteinssom, primer
Alsherjargodi moderno de Islandia, ha sido ya
mencionado. Tomó mucho valor restablecer públicamente
nuestra religión a casi mil años de la conversión de
su país. Odín lo festeje! Steave McNallen y Else
Christensen, ambos todavía viven, también vienen a mi
cabeza. El blotar de Steve ha servido de modelo para
muchos, si bien mucho de ello ya no está en uso por
los Heathen angloparlantes de hoy, y ambos, él y Else,
ahora de más de noventa, conservan publicaciones
Heathen por muchos, muchos años, desde cuando eran
pocos y lejanos entre sí.

Prudence Priest, de La Gente de Freyja y la asociación
de Vinland Americana tiene la revista Heathen más
antigua, todavía en circulación. Yggdrasil celebró
recientemente su vigésimo aniversario. Aún tomando en
cuenta las publicaciones de la comunidad pagana más
numerosa, solamente Circle Network News y la
publicación británica The Cauldron, son anteriores.
¡Me enorgullece que mi serie de runas fue regular en
Yggdrassil por seis años! Incluso una peligrosa
enfermedad, y la consecuente cirugía, no paró la
publicación, y además Prudence construyó o está
construyendo un Hof. Gamlinginn y Gefjon de Nuevo
México están haciendo del mismo modo, y el Boletín de
Noticias Ásatrú, de Gamlinginn ha ayudado a muchos de
nosotros a que nos “salgan los dientes” en Hethenry
antes de que internet lo hiciera.

Diana Paxson está entre mis heroínas favoritas
Heathen. Ella, junto con muchas otras, han encabezado
el renacimiento moderno del Seid y del trabajo Spae.
Ella, en mi opinión, también salvó en gran medida al
Troth, en sus momentos más oscuros y continúa
trabajando devota y heroicamente como [Idunna´s
shope]. Además , por mucho de ese tiempo, ella ha sido
simultáneamente la guía femenina del Troth, e incluso
ha estado a cargo del programa clérigo.

Finalmente, John y Mónica Post tuvieron un enorme
costo personal, incluyendo bancarrota, prolongada por
proporcionar materiales religiosos y abogar a nombre
de once mil heathens encarcelados, tan solo en
Norteamérica. ¡La aprobación de lo que ahora es la
Alianza Nacional de Kindreds en Prisión y su revista,
The Saga, a su cargo, me parece algo en lo que Los de
Arriba en persona debieron haber intervenido! Ellos
han trabajado muy fuerte por poner mejores materiales
y una actitud más positiva al sistema Heathentry de la
prisión, y sus esfuerzos están empezando a dar frutos.


Muchos escritores contemporáneos han explorado el
mundo de la mitología Germana y las leyendas heroicas.
Un vistazo rápido a mi estante de libros (colecciono
novelas fantásticas con temas de mitología Germana y
heroica, pero desafortunadamente raramente tengo
tiempo para realmente leerlas)y volteo un buen número
de ellos. Esto incluye Paúl Anderson, Elizabeth Boyer,
Michel Crichton, John Dalmas, Lester Del Rey, Asa
Drake, Alan Gadner, Thorarinn Gunnarsson, Harry
Harrison, Jasón Henderson, Tom Holt, Eric Nelson,
Larry Niven, Diana Paxson, Mickey Zucker Reichert,
John Maddox Roberts, Jane Smiley, Paul Edwin Zimmer, y
por supuesto J. R. R. Tolkien. Algunos de estos
autores son Heathen o simpatizantes del Heathen,
aunque Tolkien, un muy buen católico, esté
probablemente revolcándose en su tumba por cómo
inadvertidamente él ha ayudado a mucha gente a ponerse
en el camino del Heathenismo. Hojeando las secciones
de ciencia ficción/ ficción fantástica e histórica,
tanto de librerías convencionales o de segunda mano,
se puede encontrar una buena selección. También
intenten buscando a los autores en www.amazon.com y
también asegúrense de investigarlos en un buscador.
Deben descubrir información biográfica, resúmenes
argumentales y mucho más.

Además, dos novelas muy graciosas de publicación
relativamente reciente, han sido escritas por
Heathens, y en cierto grado, para audiencia Heathen.
Estas son “Los Mundos según Loki” por Vampyre Mike
Kassel y “Mitología Nórdica... según el tío Einar”
por Jane T. Sibley. ¡Estas se pueden considerar como
imitación de lo heroico o incluso anti- heroicas, a
pesar de que Loki apenas pudo caber en la cuarta
definición de “héroe”! Entre tanto, que no he
procurado el terminarlas aun, las he encontrado muy
agradables y no me ofendo por la definición
humorística de los Dioses. Cómo muestra claramente el
poema Eddico “Lokasenna”, los dioses pueden aceptar
una broma, y sospecho que los héroes no son
diferentes.

Por favor noten que cada autor se ha acercado a los
relatos antiguos en diferentes maneras, basados en su
perspectiva única. Los textos de ficción han influido
de algunas formas en la evolución del Heathentry
contemporáneo. A pesar de las quejas de algunos
puristas, esto no es siempre malo.

Cualquier religión viva lo hace así, es decir, vive y
crece, y la escritura de ficción puede ser fuente de
inspiración religiosa. Creo, igual que otros, que era
una manera en que nuestros Dioses y Diosas podían
mantenerse activos e influir en Midgard durante esos
siglos dónde sus fieles eran pocos, dispersos y
ocultos (sospecho que de una forma u otra, ellos nunca
han carecido completamente de fieles).

Una cosa que se puede considerar de interés, activo y
creciente, en los relatos antiguos de nuestro héroes,
una tan fuerte que las viejas historias están
nuevamente creciendo y evolucionando, cómo entes
vivientes, es que nosotros cual críos, tanto de los
Dioses, cómo de Ask y Embla, aun necesitamos lo
heroico en nuestras vidas.

En un sentido muy real, ninguno de nosotros vive muy
lejos del heroísmo. Simplemente continúa brillando a
través de nuestras vidas cuando y dónde menos lo
esperamos. Todo lo que podemos pensar de individuos,
emparentados o no, que han sido héroes para nosotros
en nuestras propias vidas. ¡No me dolerá mencionar a
aquella gente mientras siguen vivos! Sin incluso
saberlo, probablemente hemos servido de héroes para
otros en un punto u otro.

Talvez nuestra vida no siempre tenga mucho sentido en
la superficie, pero es muy importante vivirla (o
morirla) lo mejor que podamos. Experimentaremos
alegría y dolor, victoria y derrota, pero cuando el
final llega a nuestras vidas, nosotros, cómo criaturas
vivientes en general, y seres autodidactos en
particular, tenemos la más notoria capacidad de
levantarnos y seguir adelante. Es muy difícil para
nosotros rendirnos, y justo cómo Hár, continuamos
adelante y bien derecho. ¡Odín sabe lo que hace!

Sí, hay bastantes ocasiones en que nos sentimos todo
menos heroicos, pero cuando miro en retrospectiva mi
vida, me impactan los momentos en los que el heroísmo
me ha tocado. Verdaderamente, en palabras del
“Hávamál”:

Ningún hombre es tan intachable - que algún defecto no
tenga,
ni tan malo que no sea de algún valor.
(Tanto el injusto cómo el honrado - se encuentran
entre los hombres,
mezclados por dentro de sus pechos.) (Hollander,34).

Cuando nos esforzamos por ayudarnos a estar en pie
unos a otros, a seguir adelante, y luchar por lo que
creemos, el elemento heroico en todas nuestras vidas
puede crecer más, con esperanza, a expensas de
nuestros elementos mas básicos y mas “Agigantados”
(cómo gigantes Jotunn). Esta lucha contra el hado o el
determinismo, una clase más sutil de heroísmo, que
está presente en muchas otras culturas, es
característica de la Nórdica (Greenway, 39) y somos
particularmente afortunados de que está bien adaptado
a la vida diaria de los hombres y mujeres modernos.
Ahora, quizá más que nunca, necesitamos comunidad; en
pocas palabras, nos necesitamos. Mientras que nuestras
necesidades materiales se resuelven más fácilmente, y
estamos más seguros de los peligros físicos que en
“los viejos días,” emocional y espiritualmente
posiblemente estamos en un riesgo mayor. Los
antepasados entendían bien nuestra necesidad por la
presencia y apoyo de los demás:

Joven era – iba sólo,
y vagaba, perdido mi camino;
cuando encontré un amigo – y me sentí próspero:
el hombre anima al hombre. (Hollander,21)


Una de las razones más grandes del renacimiento del
Heathen público, y de todas las cosas consideradas su
notable éxito hasta la fecha, es la profunda
enajenación que opaca mucho del brillo de las promesas
de las sociedades industrializadas contemporáneas.
Esto es en parte detectable por la perdida los
elementos mitológicos y correlacionados a lo heroico
en la cultura contemporánea. Es “en la interacción de
las realidades del mundo humano con las verdades del
universo mítico, que el hombre se define a sí
mismo”(Greenway, 37).
Esta alineación crea una profunda inquietud en
corazones y mentes de muchos, quizá en la mayoría de
la gente, estén o no concientes de ello. Cuando los
mitos más dogmáticos y exclusivos fueron impuestos y
forzados en la vanguardia de la cultura Germánica,
quien verdaderamente perdió, fue la tolerancia.
Debemos esforzarnos por restablecer y revivir nuestra
herencia mítica y heroica, de forma que la
contemporánea “negación de lo trascendental no permita
que lo demoníaco defina al mundo humano” (op. cit.,
175). Si entendemos lo “demoníaco” cómo las fuerzas
encarnadas de los Gigantes quienes están contra
Ásgard, entonces podemos entender nuestras propias
luchas cómo auxiliares de la causa de los Dioses
mismos.

Aunque venimos al Midgardr solos, no debemos
permanecer así. A pesar de las comúnmente sin sentido
y perturbántes peleas entre nosotros mismos, de cuando
en cuando, he visto a Heathens permanecer al lado de
Heathens. Así nos entregamos en el pozo del Wyrd a un
brillante Orlog, tanto nosotros, cómo para aquellos
que caminarán por el sendero Heathen mucho después de
que hayamos muerto.

Cualquier interpretación o teología del Wyrd que
ustedes mantengan cómo Heathen, puede seguir
afirmándose que nuestros ancestros decidieron vivir
cómo si el futuro estuviera abierto, resistiendo la
marea del caos (esos Gigantes de nuevo). En esta
definición de nosotros mismos cómo todavía esperando,
todavía esforzándonos y todavía sosteniendo lo más
querido para nosotros, estamos andando, en un muy real
sentido, los pasos de nuestros Dioses y Diosas. De
esta forma, la muerte puede, en análisis final, dar
estatura heroica (Greenway, 37-39).

Luchamos, sabiendo que un día debemos morir, y eso
para todas las cosas, sólo el Árbol de la Vida es
verdaderamente inmortal. Cómo Odín, gente buena puede
retrasar, pero no prevenir el desastre final
(Greenway, 29-30). Dentro del espacio proporcionado
por la acción humana y divina, podemos crear mucha
belleza, y eso hace que el esfuerzo valga la pena. Con
todo, en el conocimiento del devenir humano, e incluso
divino, puede encontrarse descanso, no sólo para todos
nuestros muertos queridos, aunque permanezcan
existiendo de alguna forma dentro de Yggdrasil (para
mi, este es un aspecto del misterio de Líf y
Lífþrasir), sino también a aquellos que detestamos,
todo lo peor dentro y fuera de nosotros, es igualmente
pasajero. Cómo el poema Anglosajón “Deor” nos
recuerda, “Eso ya pasó; esto también pasará”
(Alexander, 14-15). Lo que si sabemos, cómo Odín mismo
nos recuerda en el “Hávamál,” en lo que es quizá el
verso heroico más apreciado por los Heathens actuales,
es esto:

“Muere el ganado – y los parientes mueren,
tú mismo pronto marchitaras hasta morir;
pero la justa fama – nuca decaerá,
creo, para aquel que la gana.” (Hollander, 25)

Héroes y heroínas son, en una connotación muy cierta,
todo hombre y toda mujer (Fee, p.117). Este “mito
único” que ha aparecido en tantas culturas alrededor
del mundo y a través del tiempo, nos habla más
claramente a la mayoría de nosotros dentro del
contexto de nuestra propia cultura. Esta es una razón
muy importante para escuchar lo que el héroe germano
les susurra dentro y fuera de ustedes mismos. Haciendo
así, se trae lo mejor de nuestra cultura Germánica
desde “aquello-que-has-sido” hacia “aquello-qué-es,” y
desde ese punto, puede viajar muy naturalmente hacia
“aquello-que-está-convirtiéndose.” Cada uno de
nosotros debe en, su propia y única manera, luchar por
ganar brillo y fama perdurable, y continuar
construyendo de tal forma, una base sólida para las
generaciones futuras de Heathens. En un sentido muy
real, como hijos de los Dioses y de los Héroes
antiguos, estamos llamados a vivir heroicamente!

Fichas bibliográficas Vea version castellana al final.

 

Alexander, Michael, trans. The Earliest English

Poems. London: Penguin

Books, 1991.

Chance, Jane. Woman as Hero in Old English

Literature. Syracuse:

Syracuse University Press, 1986.

Ellis Davidson, H. R. Pagan Scandinavia. New York:

Frederick A.

Praeger Publishers, 1967. Volume 58 in the series

Ancient Peoples and

Places, Dr. Glyn Daniel, General Editor.

Fee, Christopher R. and David A. Leeming. Gods,

Heroes, and Kings: The

Battle for Mythic Britain. Oxford: Oxford University

Press, 2001.

Greenway, John L. The Golden Horns: Mythic

Imagination and the Nordic

Past. Athens GA: The University of Georgia Press,

1977.

Grimm, Jacob. Trans. James Steven Stallybrass.

Teutonic Mythology.

New York: Dover Publications, 1966.

Gundarsson, KveldúlfR Hagan. Teutonic Religion: Folk

Beliefs &

Practices of the Northern Tradition. St. Paul:

Llewellyn Publications,

1993.

Hollander, Lee M., trans. The Poetic Edda. Austin:

University of Texas

Press, 1962.

Jochens, Jenny. Old Norse Images of Women.

Philadelphia: University of

Pennsylvania Press, 1996. Part of the University of

Pennsylvania Middle

Ages Series, Ruth Mazo Karras, General Editor.

McGrath, Sheena. Asyniur: Women´s Mysteries in the

Northern Tradition.

Freshfield (UK): Capall Bann Publishing, 1997.

McNallen, Stephen P. Rituals of Asatrú: Volume Two

Seasonal

Festivals. Payson, AZ: World Tree Publications, 1992.

Munch, Peter Andreas. Ed. Magnus Olsen, trans. Sigurd

Bernhard

Hustvedt. Norse Mythology: Legends of Gods and

Heroes. New York: The

American-Scandinavian Foundation, 1926.

Sheil, Thor and Audrey. The Road to Bifrost Volume V:

The Mysteries on

Bifrost´s Path. New York: Trollwise Press, 1991.

Turville-Petre, E. O. G. Myth and Religion of the

North: The Religion

of Ancient Scandinavia. New York: Holt, Rinehart and

Winston, 1964.



Alexander, Michael, trad. Los Primeros Poemas
Ingleses. Londres: Penguin Books, 1991. Contiene
antiguos poemas ingleses, tanto íntegros cómo en
extracto, incluye trabajos de Caedmon, Bede y muchos
más. Los poemas “Deor,” “Widsith,” “Beowulf y la lucha
de Finnsburg,” y “Waldere” tienen una sección propia
titulada “Poemas heroicos.” Los poemas “Brunanburh,”
“La Batalla de Maldon,” e incluso “El Sueño de la
Cruz” también contiene mucho del espíritu heroico
Germano.

Borges, Jorge L. y María E. Vázquez. Literaturas
Germánicas Medievales. Buenos aires: Falbo Librero
Editor, 1965. Una practica introducción en español a
la literatura medieval de los Germanos. Incluye una
cobertura bastante detallada de Beowulf, de las Eddas,
Las Sagas, y de las leyendas de Siegfried/sigurd. El
interés por el Heathen está creciendo en el mundo
hispano. La gente de ahí nunca ha olvidado del todo a
sus antepasados Visigodos, los cuales miran con
orgullo. Este libro es una buena recomendación para
hispanohablantes (también aquellos que hablan en
portugués y entienden el español escrito).

Chance, Jane. La Mujer cómo Héroe en la Antigua
Literatura Inglesa. Syracuse: Imprenta de la
Universidad de Syracuse, 1986. el primer capítulo será
de mayor interés para el lector Heathen, pero los
capítulos restantes, aunque ocupándose de temas
explícitamente cristianos, muestran temas heroicos
Heathen, y elementos coexistentes con los ideales
religiosos importados y sobrepuestos.

Ellis Davidson, H. R. Escandinavia Pagana. Nueva York:
Frederick A.
Praeger Publishers, 1967. volumen 58 en la serie
Lugares y Gente Antigua, Dr. Gyn Daniel, Editor
General. La doctora Ellis Davidson es una de las
grandes eruditas del paganismo germano. Todo lo que
puedan encontrar de ella, incluyendo “El camino hacia
el Hel,” publicado bajo su nombre de soltera, Ellis,
es muy digno de lectura.

Fee, Christopher R. y David A. Leeming. Dioses, Héroes
y Reyes: La batalla por la Bretaña Mítica. Oxford:
Imprenta de la Universidad de Oxford, 2001. Una buena
introducción a, o revisión de las mitologías de las
Naciones Celtas y Germanas, y las posteriores
manifestaciones de sus temas mitológicos más
importantes, durante el periodo cristiano.

Greenway, John L. Los Cuernos Dorados: Imaginación
Mítica y el pasado Nórdico. Athens GA: Imprenta de la
Universidad de Georgia, 1977. Este libro contiene un
muy profundo análisis, y filosofa sobre la naturaleza
del universo mitológico del norte. A pesar del poco
tiempo que pude dedicar a investigar, este artículo ha
compensado con nuevas reflexiones y con inspiración
más profunda. Fuera de impresión, pero hay muchas
copias de segunda mano a buenos precios en
www.amazon.com

Grimm, Jacob. Trad. James Steven Stallybrass.
Mitología Teutónica. Nueva York: Publicaciones Dover,
1966. Un enorme trabajo clásico, en cuatro volúmenes,
contiene una cantidad casi inimaginable de
conocimiento recogido por uno de los hermanos Grimm,
famosos por los cuentos de hadas. Increíblemente útil.


Gundarsson, Kveldúlf R. Hagan. Religión Teutónica:
Creencias del Pueblo y Practicas de la Tradición del
Norte. St. Paul: Publicaciones Llewellyn, 1993. n.b.:
Este libro se está nuevamente publicando, cómo libro
virtual en
http://www.aswynn.phpwebhosting.com/home1.html por
US$12. Este en un libro clave para el renacimiento del
Heathen Moderno, y es imprescindible.

Hollander, Lee M., Trd. El Edda Poético. Austin:
Imprenta de la Universidad de Texas, 1962. Fácilmente
disponible, y una traducción familiar para la mayoría
de los Heathens angloparlantes.

Jochens, Jenny. Imágenes de la Mujer de los Antiguos
Nórdicos. Filadelfia: Imprenta de la Universidad de
Pensilvania, 1996. Parte de las series de edad media
de la Universidad de Pensilvania, Ruth Mazo Karras,
Editor General. Explora a detalle los muchos papeles,
a menudo heroicos, de la mujer en la sociedad nórdica
antigua. Su “Mujer en la Antigua Sociedad Nórdica” es
también recomendable.

McGrath, Sheena. Asyniur: Misterios Femeninos en la
Tradición del Norte. Freshfield (Reino Unido):
Publicaciones Capall Bann, 1997. Consigue mezclar
análisis de Heathens, quizá debido a su reescritura/
reinterpretación de algunos mitos desde un punto de
vista feminista. Sin embargo, encontré su capítulo
sobre heroínas profundo y al punto.

McNallen, Stephen P. Rituales de Ásatrú: Volumen dos –
Festivales Estacionales. Payson, AZ: Publicaciones
World Tree, 1992. Un trabajo fino de uno de los
pioneros del Paganismo Contemporáneo. Su blotar ha
tenido una enorme y creciente influencia en el culto
pagano posterior.

Munich, Peter Andreas. Ed. Magnus Olsen, Trd. Sigurd
Bernhard Hustvedt. Mitología Nórdica: Leyendas de
Dioses y Héroes. Nueva York: La Fundación
Escandinavo-Americana, 1926. Reeditado en 1968 por
Singing Tree Press. Viejo, pero sigue imprimiéndose y
sigue siendo algo popular con los Heathens. Compare
cuidadosamente con las fuentes Eddicas originales. Una
gran manera de mirar cómo anteriores generaciones
veían nuestro conocimiento.

Sheil, Thor y Audrey. El Camino Hacia el Bifrost,
volumen V: Los misterios en la trayectoria del
Bifrost. Nueva York: Trollwise Press, 1991.
Actualmente fuera de impresión, pero puede ser
reeditado. Práctico y aterrizado. La verdadera, larga,
creciente y profunda relación del autor con nuestros
Dioses y Diosas brilla a través de cada página.
Ocasionalmente obstinado.

Troth, the. Ritos y Modos de el Troth.
http://www.thetroth.org/ourfaith/rites.html. Incluye
una sección de “Fiestas Menores: Días de Remembranza.”
Ésta está dedicada a héroes Heathen.

Turville-Petre, E. O. G. Mito y Religión del Norte: La
Religión de la Antigua Escandinavia. Nueva York: Holt,
Rinehart y Winston, 1964. Continúa imprimiéndose, y es
algo que todo Heathen que lea ingles debe consultar
más de una vez. Obscenamente sobrevaluado en
amazon.com. Sugiero mejor un préstamo Inter-
bibliotecario, en su biblioteca pública local.

 

 

Jordsvin

Created by Chandonn and Jordsvin

all works used by permission of the authors

last modified 03/12/2005