EL
APO
CALIPSIS

 

Él Viene (Poema)

¡Ya viene el Mesías!
Lo anuncia la Biblia, libro milenario;
lo dicen sus santas, claras profecías,
de Amós y Miqueas, Daniel e Isaías,
y los escritores neotestamentarios.

 ¡Ya viene!  ¡Se siente!
Se palpa, se escucha, se ve  en el ambiente.
Es Jesús el Rey que viene glorioso,
santo, majestuoso.
Y con Él millones, seres relucientes:
serafines y ángeles que escoltan a Cristo.
Una visión tal que nunca se ha visto.

¡Ya viene Jesús!
Diademas de oro coronan sus sienes;
no viene de nuevo a morir en la cruz,
sino que regresa como Rey de reyes.
Por todos los suyos el Maestro viene.
Y a pagar a todos los que se han burlado
del santo mensaje que se ha predicado.

¡Ya viene!  ¡Ya viene!  Lo dicen los cielos.
Hay cosas extrañas que en los aires vuelan.
Se mueven y mueven y caen las estrellas,
e indican que pronto regresa el Maestro.

¡Ya viene!  ¡Ya viene!  Las cosas inmensas
que el hombre ha creado en afán de progreso;
la ciencia engreída que niega el regreso
del Cristo bendito.  Esa falsa ciencia
que asombra a los hombres,
con tantos y tantos inventos sin nombre:
aviones, cohetes, y otras maravillas, la ciencia que ha hecho
que el hombre se crea que sabe el secreto
del Dios soberano,
que hizo al ser humano,
y rige y sostiene el vasto universo.

¡Ya viene el Maestro!
Lo dicen las ondas, ciclones que al mundo lo van devastando.
¡Volcanes vomitan cenizas y fuego!
La tierra que tiembla.  Se hunden ciudades y pueblos enteros.
Los sismos a diario se aumentan clamando:
que el fin de las cosas ya se está acercando.

¡Ya viene!  ¡Ya viene!  ¡Muertos a montones!
Las horribles guerras, conflictos armados
entre las naciones.
El hambre que mata miles y millones.
y plagas y pestes por todos los lados,
diciendo que pronto regresa el Amado.

¡Ya viene el Mesías!  Las luchas obreras
en el mundo entero,
que pone en conflicto al patrón y al obrero,
terminan en huelgas;
uniones y gremios
que luchan y luchan y a veces terminan en conflictos grandes,
que afectan a todos: patronos, obreros, pueblos y ciudades.

¡Ya viene!  ¡Se acerca!  ¡Que el mundo se asombre!
Ya falta la fe; el amor se enfría,
y hay rencor, maldad y odio entre los hombres.
Los vicios abundan, hombres y mujeres,
a Cristo desechan y buscan placeres.

¡Ya viene!  ¡Ya viene!  El mundo no ha visto
milagro mayor,
que el santo Evangelio de mi Jesucristo,
limpio del error, se predique hoy por toda la tierra,
con poder tan grande que al demonio aterra,
y a los falsos Cristos y falsos profetas,
les cause pavor.

¡Ya viene Jesús!  ¡Hay gran alborozo!
¡Ya viene mi Cristo, el Rey celestial!
Miles de millones de seres gloriosos,
de luz sin igual,
escoltan al Cristo, el Rey victorioso.
Su pueblo dichoso,
Su gloria, su honra y virtud cantará.

¡Ya viene! ¡Ya suena potente el clarín!
los malos se espantan,
y huyen de la gloria que cubre los cielos y encuentran su fin.
Y todos los justos las manos levantan,
y aclaman a Cristo y con gozo le cantan.

¡Ya viene!  ¡Ya viene!  ¡Glorioso portento!
Las tumbas se abren y gozosamente,
reviven los santos que en Jesús han muerto.
Con los santos vivos van hacia la nube bella y reluciente,
y abajo la tierra es un globo ardiente.

¡Ya viene el Mesías!
¡Ya viene, se acerca el que todos amamos!
¡Oh Dios, mi Señor: acorta los días!
Y ven a traer la paz, la alegría,
y el gozo a todos los seres humanos,
que esperan ansiosos,
que vengas y traigas el dulce reposo.
¡Ven, Señor, ven pronto!  ¡Ven, que te esperamos!

 Sigue-- 

Índice
Introducción | La Revelación de Jesucristo | Ven, Señor Jesús (Poema) | Las Siete Iglesias
El Santuario | Los Siete Sellos | Él Viene (Poema) | El Sello del Dios Vivo | Sabatista (Poema)
Las Siete Trompetas | El Mensaje del Juicio | Dos Testigos | La Mujer y el Dragón
Sí, Yo soy Adventista (Poema) | El Anticristo | El Mensaje Final | La Gran Ramera | Las Siete Plagas Postreras
El Milenio | La Tierra Nueva | Nuestro Hogar Celestial (Poema) | Apéndice-I | Apéndice-II | Bibliografía