EL
APO
CALIPSIS

 

Capítulo VIII

* Señales Precursoras de la Venida del Señor

Y se  airaron las naciones, y tu ira ha venido, y el tiempo de juzgar a los muertos, y de dar el galardón a tus siervos los profetas, a los santos y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra (11:18).

La ira de las naciones es muestra de los acontecimientos que indican la proximidad del advenimiento del Salvador.  La ira de Dios tiene que ver con las plagas postreras que sucederán justamente antes de que se efectúe la segunda venida de Cristo.  Los escritos apostólicos hacen mención de que Cristo ha de venir a juzgar a “los vivos y a los muertos”.  Pero este verso dice que es “el tiempo de juzgar a los muertos”.  Vimos que esta final trompeta comenzó a sonar en el 1844, cuando comenzó la primera fase del juicio.  Esta es la fase investigativa y los primeros en ser juzgados son los muertos.

Pronto el juicio pasará a los vivos.  Usted y yo, amigo, hemos de pasar por el escrutinio del juicio, porque Cristo vendrá con “el galardón” o premio para cada uno (Apocalipsis 22:12).  En esta parte del juicio nada tenemos que temer, pues Cristo es nuestro abogado (1 Juan 2:1).

Finalmente el verso 18 dice que el tiempo es venido para “destruir a los que destruyen la tierra”.  Es una verdadera lástima ver hoy como se contamina nuestro planeta.  Tanto el aire, como la tierra y las aguas son contaminadas a diario.  La tierra tal como está no puede ser el hogar final de los salvados.  Dios ha de transformar el planeta a su condición original.  Pero Cristo pedirá cuentas a todos los que han dañado su tierra.  El tiempo es ya.  Dios permite a los huracanes, terremotos y volcanes que expresen su descontento con el planeta contaminado. Pero pronto Él vendrá en gloria y majestad para llevarse a los suyos y dejar este planeta por un milenio hasta que desaparezca todo vestigio de contaminación.  Entonces Él dejará ver su poder creador al cambiar la faz de la tierra  que ha de ser un inmenso paraíso, hogar eterno para todos los salvados.

 Capitulo 9-- 

 

Índice
Introducción | La Revelación de Jesucristo | Ven, Señor Jesús (Poema) | Las Siete Iglesias
El Santuario | Los Siete Sellos | Él Viene (Poema) | El Sello del Dios Vivo | Sabatista (Poema)
Las Siete Trompetas | El Mensaje del Juicio | Dos Testigos | La Mujer y el Dragón
Sí, Yo soy Adventista (Poema) | El Anticristo | El Mensaje Final | La Gran Ramera | Las Siete Plagas Postreras
El Milenio | La Tierra Nueva | Nuestro Hogar Celestial (Poema) | Apéndice-I | Apéndice-II | Bibliografía